Monday, November 26, 2012

"Obama Loses Credibility by Cozying Up to Mexico´s New President" (Huffington Post, November 26th, 2012)

Enrique Peña Nieto/Foto: Maria Luisa Severiano, La Jornada
65% of the over 50 million Latinos who live and work in the United States are of Mexican origin. But President Barack Obama's embrace of Mexico's new president, Enrique Peña Nieto, in their meeting this Tuesday, November 27th in Washington, DC is the wrong way for him to appeal to this growing sector of the electorate. Peña Nieto hails from the old guard Party of the Institutional Revolution (PRI) which ruled the country for 71 years and represents the worst of Mexico's authoritarian past. By cozying up to this new face of reaction in the region, Obama sends a clear message that his Latin America policy will be equally as shortsighted in his second term as it was during his first. It also estranges the millions of Latino voters who were forced to leave Mexico because of the gross economic mismanagement and authoritarian politics of Peña Nieto's predecessors from the PRI.

The July 1st, 2012 Mexican presidential election was a far cry from normal democratic politics.Independent civil society groups reported that at least 28% of the voters were illegally pressured to vote for a particular candidate, 71% of those for Peña Nieto, and the secret ballot was violated in over 20% of the voting booths. The day after the election, mobs of people inundated local supermarkets to cash in on the rebate cards they had been given in exchange for their votes.Television news coverage has for years been strongly biased towards Peña Nieto. Hugo Chávez most definitely received far more criticism from the local media during his most recent presidential campaign than did Peña Nieto during his.

Peña Nieto and the PRI are under investigation by the authorities for possible gross violations of Mexico's strict campaign spending limits. They triangulated enormous amounts of cash to their political operatives by using debit cards issued by little known financial institutions. There is widespread suspicion that a significant portion of these resources were funneled off from government budgets and may have even come from money-laundering operations. Official observers from the European Union have condemned the Mexican electoral authorities for their insufficient efforts to prevent fraud and assure a level playing field. Mexico's Chamber of Deputies has just opened up a special inquiry into the possible use of illegal funds for Peña Nieto's campaign.

Nobody has taken to the streets to celebrate Peña Nieto´s victory or the return of the PRI to the presidency. To the contrary, immediately after the election, tens of thousands of youth protested throughout the country demanding the election be annulled due to overspending, media bias and favoritism from electoral authorities. This December 1st, Peña Nieto will be greeted at his inauguration by thousands of angry protesters...

FULL TEXT OF ARTICLE AVAILABLE AT THE HUFFINGTON POST

"El traje nuevo del presidente" (La Jornada, 26 de noviembre de 2012)

Diputados del PAN "protegen" la tribuna de Sán Lázaro en  2006/Foto: La Jornada
Se equivocan los que afirman que para que el país esté bien es necesario que al presidente de la República le vaya bien. Cuando el mandatario viola la legalidad, agrede a los ciudadanos y conduce el país hacia el despeñadero, lo más conveniente no es subirse al barco y sonreír al capitán, sino remar a contracorriente y evidenciar las fugas del navío. El primero de diciembre la salud de la democracia mexicana no se determinará por el aplausómetro para Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, sino por la visibilidad de las protestas contra ambos.

En 2006, la interrupción simbólica del rito presidencialista de entrega-recepción de la banda presidencial en la Cámara de Diputados fue un gran avance político en nuestro país. La oposición de izquierda tomó en serio su responsabilidad de canalizar y representar el descontento social al interior de la instancia diseñada precisamente para dar cabida a la pluralidad política: el Congreso de la Unión. En un acto contundente de resistencia civil pacífica y de sacrificio político, un amplio grupo de legisladorestomó la tribuna de San Lázaro e impidió el desarrollo normal de la sesión en la que Calderón tomaría posesión como presidente de la República.

El repudiado presidente saliente, Vicente Fox, y Calderón tuvieron que entrar y salir del recinto por una improvisada puerta trasera, entre gritos y fuertemente custodiado por el Estado Mayor Presidencial.

Se cumplió estrictamente con la normatividad. El nuevo presidente protestó ante el Congreso de la Unión aguardar y hacer guardar la Constitucióntal y como lo mandata el artículo 87 de lacarta magna. Pero el rito de colocación de la banda presidencial se desacralizó y todo México pudo atestiguar, por lo menos en el terreno simbólico, el fin de lapresidencia imperial. Con ello se evidenció la desnudez del rey y esta nueva conciencia crítica benefició a la sociedad entera.

Se repitió una escena similar el pasado 11 de mayo, cuando un amplio grupo de alumnos en la Universidad Iberoamericana recibió y despidió a Peña Nieto con gritos de ¡Fuera!¡Asesino! ¡Cobarde! ¡Corrupto! y¡Represor! Aquella manifestación también fue pacífica y no rompió en absoluto con la legalidad, que en ninguna parte obliga a los ciudadanos a vitorear a los candidatos presidenciales. El priísta pudo entrar sin problema en el auditorio universitario, exponer sus ideas con calma y contestar una veintena de preguntas antes de tomar libremente la decisión de escaparse por la puerta de atrás, detenerse en el baño y cancelar su entrevista con Radio Ibero....

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Tuesday, November 20, 2012

"Latinos need immigration reform, not crumbs" (Los Angeles Times, November 20th, 2012)

Photograph: Los Angeles Times, Cliff Owen / Associated Press / November 8, 2012
President Obama increased his appeal among Latino voters from 67% to 71% in four years despite the fact that he reneged on his central 2008 campaign promise to "fix our broken immigration system." This overwhelming support may actually undermine the cause of immigration reform, because it tells the Democrats that the Latino vote is solidly on their side regardless of specific policy stances. This has the dangerous consequence of handing the issue over to theRepublicans and their exclusionary, divide-and-conquer approach. Latinos should accept neither Democratic backpedaling nor a new Republican ploy, but push for more comprehensive and inclusionary solutions.

Obama has blamed the Republicans for his failures on immigration reform. But the record speaks for itself. During the fall of 2010, the final months of a Democratic-led Congress, the president had a golden opportunity to push through key legislation. He successfully put his political capital on the line to overcome aggressive GOP opposition to the acceptance of gays in the military and to a new nuclear arms reduction treaty with Russia.

But the president refused to do the same to guarantee a path to citizenship for up to 1.7 million responsible, mostly young Latino students through the Dream Act. As a result, the bill fell short of overcoming filibuster by only five votes in the Senate. Widespread Latino social mobilization and consciousness-raising was successful at setting the agenda and garnering enough potential GOP support for its passage. But the lack of presidential leadership provided the political space for five senators from Obama's own party to vote against ending debate.

Obama has also violated the trust of the Latino population by deporting undocumented immigrants at a frenzied pace. In four years, he set an all-time record by expelling 1.4 million people. This is especially remarkable given the fact that unauthorized border crossings have gone down significantly during his administration. In fact, Obama's deportation rate is 1.5 times higher than that of George W. Bush, even though Bush was president in the midst of an unprecedented groundswell of illegal immigration...

FULL TEXT OF ARTICLE AVAILABLE AT LA TIMES

Monday, November 19, 2012

"El bodrio de Peña Nieto" (Revista Proceso, 18 de noviembre de 2012)

La propuesta de Enrique Peña Nieto para supuestamente combatir la corrupción es un bodrio que de manera cínica y malintencionada ignora la vasta experiencia acumulada en México y América Latina en la materia. Mezcla elementos incompatibles de distintos modelos internacionales con la única intención de tender una cortina de humo para encubrir la andanada de fechorías que su gobierno iniciará a partir del 1 de diciembre. Los ingenuos intelectuales y figuras de la sociedad civil que decidan acompañar esta nueva aventura institucional pondrán en grave riesgo su prestigio y credibilidad.

De acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española (RAE), el término “bodrio” significa “una cosa mal hecha, desordenada o de mal gusto” o, con mayor precisión, “un caldo con algunas sobras de sopa, mendrugos, verduras y legumbres que de ordinario se daba a los pobres en las porterías de algunos conventos”. La propuesta de Peña Nieto cumple a cabalidad con esta definición.

La parte medular de la iniciativa no se encuentra en el proyecto de reformas constitucionales enviado al Senado de la República para crear una Comisión Nacional Anticorrupción (CNA), sino en la iniciativa de reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF) remitida a la Cámara de Diputados. Dicha iniciativa, hoy a cargo de Manlio Fabio Beltrones, propone la total desarticulación de los actuales sistemas de control interno y de profesionalización de la administración pública federal por medio de la desaparición de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

A partir de la reforma, los contralores internos de cada secretaría de Estado ya no dependerán de la institución supuestamente independiente y profesional que tendría que haber sido la SFP, sino que serán nombrados directamente por los titulares de la secretarías correspondientes. En consecuencia, cada una de éstas se convertirá en feudo exclusivo de su titular, sin posibilidad de control o intervención alguna desde la SFP o, por medio de ésta, desde la propia Presidencia de la República....

ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO

Monday, November 12, 2012

"El 'amigo' Obama" (La Jornada, 12 de noviembre de 2012)

Barack Obama no es amigo o aliado de los mexicanos ni de los latinoamericanos. Su relección como presidente de Estados Unidos (EU) asegura la continuidad de las políticas antinmigrantes, belicistas y neoliberales de los últimos cuatro años. En lugar de celebrar la victoria de Obama, los políticos mexicanos tendrían que esforzarse en construir una nueva política exterior fuerte y digna que sirva de contrapeso a los embates que vienen.

En cuatro años Obama expulsó 1.4 millones inmigrantes indocumentados, la tasa más elevada de deportaciones de presidente alguno de Estados Unidos. El mandatario estadunidense tampoco tomó nunca medidas contundentes para reducir el tráfico de armas hacia México, y su procurador de justicia, Eric Holder, estuvo directamente implicado en el fallido operativo Rápido y furioso que auspició la venta de miles de armas de alto poder a los narcotraficantes mexicanos.

La guerra de Calderón, con sus más de 60 mil muertos, también es laguerra de Obama. Como premio a la actitud dócil y sumisa encontrada en las autoridades mexicanas, el estadunidense ha apoyado de manera muy personal y directa a Felipe Calderón. El gobierno de Obama minimiza sistemáticamente las violaciones a los derechos humanos y la rampante corrupción que han corroído la administración calderonista. En agradecimiento, la reforma laboral en curso y la anunciada reforma petrolera siguen al pie de la letra el guión redactado por EU.

Obama ha mostrado también un desprecio absoluto por el pueblo mexicano en sus visitas a nuestro país. Recordemos cómo en su primera visita, en abril de 2009, ignoró por completo a los mexicanos que literalmente se colgaban de los puentes peatonales para tener la oportunidad de verlo y saludarlo. En lugar de interactuar con la sociedad o dirigir un breve mensaje al pueblo, tal como hizo con el pueblo alemán o egipcio en esas mismas fechas, Obama se hizo acompañar de sus secretarios de Energía, Steven Chu, y de Seguridad de la Patria, Janet Napolitano, y se encerró con Calderón y su gabinete paracoordinar acciones. Así, la relación bilateral entre México y Estados Unidos siempre ha sido conceptualizada más como asunto de política interior que de política exterior para Obama y su equipo...

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Sunday, November 11, 2012

"Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2012"

RECONOCIMIENTO DISTINCIÓN UNIVERSIDAD NACIONAL 
PARA JÓVENES ACADÉMICOS 2012

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO (UNAM)

CATEGORIA: INVESTIGACIÓN EN CIENCIAS SOCIALES

RECIPIENDARIO: DR. JOHN MILL ACKERMAN ROSE


John Mill Ackerman Rose es un joven y consolidado investigador que día a día ha forjado una vasta producción académica en nuestra Máxima Casa de Estudios. En su obra analiza temáticas de gran interés para el país, como son los procesos electorales, políticas públicas, transparencia, participación ciudadana y combate a la corrupción, por mencionar algunos. 

Formado como licenciado en Filosofía en el Swarthmore College, de Pensilvania, Estados Unidos de América, en donde se graduó con altos honores Magna Cum Laude, se trasladó a México para ingresar a la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en la que inició sus estudios de maestría. Posteriormente, regresó a los Estados Unidos para culminar su maestría y graduarse como Doctor en Sociología Política por la Universidad de California, Santa Cruz. Asimismo, hoy se encuentra en espera de su titulación como Doctor en Derecho dentro del Programa de Posgrado en Derecho de la UNAM.

Se incorporó al Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM en 2006, en donde actualmente se desempeña como investigador definitivo titular “A” de tiempo completo y, desde 2007, dirige el Mexican Law Review. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores con el nivel II y cuenta con el máximo nivel de estímulos en el Programa de Primas para el Desempeño del Personal Académico de Tiempo Completo. Es Presidente Adjunto de la Asociación Internacional de Derecho Administrativo y coordinador de dos proyectos de investigación en el IIJ-UNAM, incluyendo la Línea de Investigación Institucional “Democracia y efectividad institucional del Estado mexicano” en la que participan una docena de destacados investigadores de la UNAM.

Sus líneas de investigación se han centrado en el estudio de la democracia, la rendición de cuentas, la legalidad, el Estado de derecho, así como el estudio de los procesos electorales. Actualmente el doctor Ackerman desarrolla un amplio estudio sobre el tema “Estancamiento democrático y consolidación autoritaria en el México actual”.

El compromiso social y la pasión intelectual del doctor Ackerman se reflejan también en su constante y consistente producción editorial. En su andar se contabilizan diez libros u opúsculos de autor único y cuatro libros más como coordinador, entre los que destacan: Autenticidad y nulidad: por un derecho electoral al servicio de la democracia; Elecciones 2012: en busca de equidad y legalidad; Más allá del acceso a la información: transparencia, rendición de cuentas y Estado de derecho; y Human Rights and Social Accountability. Es también autor de alrededor de cuarenta capítulos en libros colectivos, nacionales e internacionales, así como de numerosos artículos en revistas arbitradas, que han sido publicados en World Development, Administrative Law Review; Boletín Mexicano de Derecho Comparado; Banco Mundial; y Perfiles Latinoamericanos, entre otros. También ha contribuido con frecuentes estudios técnicos para instituciones nacionales e internacionales, así como con reseñas, prólogos y traducciones.

Por la alta calidad de sus análisis, es invitado recurrente de medios de comunicación impresos, radiofónicos y televisivos, en su calidad de experto del IIJ. Destacan sus antiguas colaboraciones semanales en MVS Noticias y con Grupo Fórmula, así como sus actuales columnas semanales en la revista Proceso y en el periódico La Jornada. También es colaborador frecuente de publicaciones internacionales de gran prestigio como Los Angeles Times, Newsweek, The Guardian, Boston Globe, The New York Times y Financial Times, entre otros.

Paralelamente a su labor de investigación, el doctor Ackerman también ha sobresalido por su aportación a la formación de recursos humanos y su labor como docente en la UNAM. Desde hace seis años imparte, en los niveles de licenciatura y posgrado de la Facultad de Derecho y la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, asignaturas como Teoría de la Constitución, Derecho Electoral, y Corrupción, Clientelismo & Captura del Estado. También ha dirigido 18 tesis de posgrado y ocho de licenciatura, y fungido como sinodal o lector de otras tantas.

Cuenta con una intensa participación en eventos académicos en los que ha impartido más de un centenar de ponencias y más de 60 conferencias magistrales, dentro y fuera del país. Su trabajo ha sido merecedor de diversos reconocimientos y distinciones como: el Premio Nacional de Comunicación José Pagés Llego en 2010 y el Certamen Nacional de Periodismo en 2009; ha sido también Consultor Senior del Banco Mundial y en otras organizaciones como en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Convención Nacional Hacendaria y la Cámara de Diputados. Su sobresaliente desempeño como académico también le ha hecho acreedor a financiamiento para sus investigaciones de parte de importantes organismos internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Fundación Fulbright-García Robles, la National Science Foundation, la Fundación MacArthur, la Fundación Ford y el Instituto de la Universidad de California para México y los Estados Unidos.

Por su trayectoria académica de excelencia, su gran sentido de responsabilidad social y su excepcional labor en nuestra Máxima Casa de Estudios, el doctor John Mill Ackerman Rose, es digno merecedor del Reconocimiento Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos 2012, en el área de Investigación en Ciencias Sociales.

Tuesday, November 6, 2012

"Izquierda renovada" (Revista Proceso, 4 de noviembre de 2012)

Ebrard y Calderón/Foto: Presidencia, proceso.com

Se equivocan quienes tildan a los mexicanos de apáticos, fácilmente manipulables o apolíticos. Tanto las movilizaciones juveniles como la elevada participación en las urnas durante el último proceso electoral son muestras de que el “México bronco” sigue más vivo que nunca. La relativa quietud social actual no significa el arribo súbito a una fantasiosa “normalidad democrática” exento de confrontación política o protestas ciudadanas. Ni el paseo en Metro de Marcelo Ebrard y sus huestes con Felipe Calderón y Carlos Slim, ni la reunión de Enrique Peña Nieto con los gobernadores de “izquierda”, significan ningún cambio en las coordenadas de la política. Se trata de meros espectáculos mediáticos que no engañan.

El retorno de los dinosaurios al trono por medio de una elección turbia e ilegal tendría que ser una coyuntura muy favorable para la articulación de un amplio movimiento social a favor de la renovación de la clase política. La debilidad y el desprestigio del presidente electo, junto con el crecimiento electoral de la izquierda, constituyen una oportunidad de oro para el lanzamiento de una nueva ofensiva ciudadana.

Tristemente, la mayoría de los perredistas, y en particular Marcelo Ebrard y Jesús Zambrano, ven el mundo al revés. Precisamente en el momento de mayor potencial de crecimiento para la izquierda entre la población, estos políticos han decidido trabajar bajo la sombra del priismo y los poderes fácticos de siempre. En lugar de rebasar a Peña Nieto por la izquierda, prefieren “tomarle la palabra” al títere de Carlos Salinas para “exigirle” que cumpla con las huecas y cínicas promesas de su oprobiosa y dispendiosa campaña presidencial.

Esta actitud colaboracionista no tiene absolutamente nada de “moderna”. Al contrario, implica una vergonzosa complicidad con las “reglas del juego” imperantes, donde el dinero y el poder importan más que la legalidad y el estado de derecho. La última elección presidencial será recordada como el momento en el que finalmente se consolidó la traición histórica de los políticos, los poderes fácticos y las instituciones electorales al modelo de estricta regulación en materia electoral construido por las luchas sociales de las últimas décadas. Este modelo buscó defender el espacio público ciudadano de intervenciones externas indebidas durante los procesos electorales, y así quedó plasmado en las normas hoy vigentes...

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO