Saturday, June 30, 2012

LEER EN LINEA EL NUEVO LIBRO DE JOHN M. ACKERMAN: "AUTENTICIDAD Y NULIDAD: POR UN DERECHO ELECTORAL AL SERVICIO DE LA DEMOCRACIA"

Preliminares (PDF)
Introducción. Simulación institucional y derecho electoral (PDF)

I. La república de la simulación
II. Crisis institucional
     1. La elección presidencial de 2006
     2. Elecciones 2007-2011: perdura la crisis
III. Hacia un nuevo derecho electoral

Capítulo primero. Crítica a la “causal abstracta de validez (PDF)
I. Del castigo a la depuraciónII. Sabotaje y determinancia
III. La carga de la prueba y el mito del “estricto derecho”
IV. La reforma de 2007 y la muerte de la causal abstracta de nulidad

Capítulo segundo. Hacia un nuevo enfoque (PDF)
I. El principio de “autenticidad
II. Elecciones libres y el giro “estructuralista”
III. Casos y criterios

Conclusiones. Derecho electoral y democracia (PDF)
I. Crisis democrática
II. El “modelo mexicano” de regulación electoral
III. Reflexiones finales

SI DESEAS COMPRAR ESTE LIBRO, ESCRIBIR UN CORREO ELECTRÓNICO A: MREP14@GMAIL.COM

Tuesday, June 26, 2012

A Left-Wing Comeback in Mexico's Presidential Elections? (The Nation, June 26, 2012)

A member of the #YoSoy132 movement/Photo: Reuters-thenation.com
In an unexpected turn of events, the eruption of a new youth movement has transformed the prospects for Mexico’s July 1 presidential elections. A month ago, the candidate from the old authoritarian Party of the Institutional Revolution (PRI), Enrique Peña Nieto, seemed poised to win easily by a two-digit margin and bring back the ways of the past. But after weeks of student protests against the imposition of Peña Nieto by the dominant television duopoly, as well as a series of corruption scandals that implicate the PRI, leftist candidate Andrés Manuel López Obrador has come back within striking distance. 

Mexico’s emerging “#YoSoy132” student movement shares much with similar mobilizations throughout the world over the past year and a half, but with a distinctive electoral twist. As in Egypt, Spain and the United States, social networks such as Twitter and Facebook have exploded with activity and facilitated the organization of youth marches and protests. Nevertheless, unlike the Arab Spring, the Mexican protests are not directed against the sitting president but against a presidential candidate. And unlike the Spanish uprisings, electoral politics are seen to be at the center instead of at the margins of the movement. Also, in contrast to the Occupy movement and Mexico’s long tradition of raucous protests, this time around the youth have been particularly careful not to disrupt traffic or take control of public spaces.

The common thread running through the movement is students’ frustration at the lack of progress that has accompanied Mexico’s slow democratic transition. Mexico is today more violent, more corrupt and more unequal than it was in the year 2000, when the PRI was pushed out after over seventy years of one-party rule. The twelve years of government by the right-wing Party of National Action (PAN) has only put a new gloss on the same old authoritarian ways of conducting politics.

When the PAN took control there was hope that an alternation in power at the top would at least lead to more honest government. Unfortunately, instead of starting off with an aggressive cleanup operation, Presidents Vicente Fox (2000–06) and Felipe Calderón (2006–12) quickly adapted to the old traditions of patronage, corruption and state capture. For instance, Mexico’s score on the Transparency International Corruption Perceptions Index has fallen from an already low score of 3.7 (out of 10) in 2001 to a dismal 3.0 in 2011, now tied with Malawi and Madagascar.

The bitter failure of the drug war, which has led to more than 60,000 violent deaths over the past five years, is only the most glaring example of the profound institutional weakness of the state, which was inherited from the PRI and has been aggravated by the PAN. Only 5 percent of crimes are eventually punished in Mexico, according to a study conducted by the National University, and only 35 percent of Mexicans trust the police, according to a recent Gallup poll. The government achieved only seventy-nine convictions for money laundering, out of 1,376 investigations conducted during the first five years of Calderón’s administration, from 2007 to 2011...

FULL TEXT OF ARTICLE AVAILABLE AT THE NATION

Monday, June 25, 2012

"IFE rebasado" (La Jornada, 25 de junio de 2012)

Leonardo Valdés y Edmundo Jacobo/Foto: jornada.com
Más allá de lo que prometan o decreten las autoridades electorales, lo más importante será el juicio ciudadano sobre el respeto a la voluntad popular el próximo 1º de julio. Y si efectivamente se celebran elecciones relativamente auténticas y libres, no será gracias al Consejo General del IFE, sino a los jóvenes del movimiento #YoSoy132, así como a los observadores electorales y los miles de funcionarios, consejeros locales y funcionarios de casilla invisibles que trabajan a contracorriente dentro del instituto electoral.

La acción valiente de los estudiantes ha demostrado ser mucho más efectiva que el burocratismo y los autoelogios de los consejeros electorales. Cuando el IFE se quedó pasmado ante el sabotaje de las televisoras al primer debate, los jóvenes entraron en acción y obligaron a Televisa y Tv Azteca a transmitir el segundo debate por los canales de mayor audiencia. Cuando la autoridad electoral incumplió flagrantemente con los principios constitucionales al no promover u organizar debates adicionales, los estudiantes organizaron por sí solos un tercer debate mucho más dinámico y profesional que los convocados por el IFE.

Desde antes de la irrupción histórica de los estudiantes en la Universidad Iberoamericana, el pasado 11 de mayo, la sociedad ya había actuado por medio de las redes sociales al denunciar el dispendio de Enrique Peña Nieto en espectaculares, regalos y actos masivos durante los primeros días de la campaña presidencial. Ante la evidencia, el IFE se quedó cruzado de brazos y se negó a tomar medidas contundentes para prevenir el despilfarro (aquí mi análisis: http://bit.ly/Kmea35). Sin embargo, los ciudadanos lograron lo que la autoridad no pudo, ya que el viejo partido del Estado rápidamente retiró la mayor parte de la propaganda ante la exhibición de sus gastos en Internet.

Ahora que arrecia la compra y coacción del voto a lo largo y ancho del país, el IFE una vez más demuestra tanto su indolencia burocrática como su abierta parcialidad en favor del PRI. Todos Contamos (www.contamos.org.mx) recibe cada día más reportes de la sistemática comisión de delitos electorales, así como de la erogación de gastos excesivos. La gran mayoría de ellos señalan a Peña Nieto y el PRI como los responsables. Un informe preliminar se dará a conocer mañana martes a las 17 horas en el Club de Periodistas.

Ante esta evidencia, el IFE primero se hizo de la vista gorda. En respuesta a la exigencia del Frente Ciudadano en Defensa del Sufragio Efectivo y Libre, en su desplegado del 8 de junio, de que el Consejo General forme inmediatamente una comisión especial para recibir informes y denuncias sobre compra y coacción del voto, los consejeros respondieron que estas irregularidades eran exclusivamente de la competencia de la Fepade y que no podían hacer absolutamente nada...
 
TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Friday, June 22, 2012

"El IFE no garantiza la legalidad de las elecciones en México" (Entrevista in extenso, El Político, 22 de junio, 2012)

—¿Es saludable para el proceso electoral esta polarización?, ¿implica riesgos o más bien oportunidades?  
 
—Creo que es muy saludable. Lo que necesitamos en México es un debate plural y claro. Muchos sienten nostalgia por el consenso falso que teníamos en el país en la época del autoritarismo. Ése no es el camino. Tienen que aflorar las diferencias para canalizarlas por vías institucionales y pacíficas. El problema no es la polarización política sino la impunidad generalizada, el poder de los grupos caciquiles y de los poderes fácticos que han subyugado a las instituciones democráticas.

—¿Hasta qué punto hay oportunidades reales de abrir un debate directo entre los actores políticos?

—Más allá de las propuestas de campaña, lo que está en juego en estas elecciones son los intereses de grupos muy definidos que están detrás de cada candidato. La elección real de la ciudadanía se hará en función de eso: determinar si la gente realmente quiere un cambio o no. La gran preocupación que muchos tenemos es garantizar la libertad del voto, velar para que no se cometan actos fraudulentos. Esto no tiene que ver solo con el conteo de los votos, sino también con la compra de los sufragios. El PRI está pasando casa por casa para ofrecer miles de pesos a cambio de que los electores den sus credenciales. Se trata de un gran operativo de presión sobre los electores. Esto será determinante para saber hasta dónde pueden dirigir la elección. El PRI siempre se beneficia cuando hay una menor tasa de participación ciudadana porque es el partido que maneja mayor maquinaria electoral. En las elecciones estatales de los últimos 2 años, en los estados donde la tasa de participación electoral rebasa el 60%, el PRI ha perdido. Esto ocurre en Oxaca, Puebla y Sinaloa. Cuando la tasa de participación ciudadana es menor a 50%, el PRI tiene muchas ventajas, como ha ocurrido en Tamaulipas, Chihuahua o Coahuila. El PRI ha apostado por vender que su éxito es inevitable a través de las encuestas y las televisoras. Esa estrategia busca desanimar a la gente para que no vayan a votar. Ahora se les está cayendo esa estrategia, en buena medida gracias a los estudiantes. Sin embargo, el PRI utiliza otros recursos como el miedo. Están aprovechándose de actos de violencia para que los electores no vayan a votar el día de las elecciones.

—¿Qué percepción tienen los electores del Instituto Federal Electoral (IFE)?

—La gente no confía en el IFE. La encuesta más reciente publicada sobre el tema indica que 40% de las personas creen que las elecciones tendrán problemas de legitimidad y confiabilidad. Es más o menos la misma cantidad de electores que cuestionaron los resultados de la votación de 2006. No es la mayoría de la población, pero sigue siendo mucha gente. Como académico y analista, comparto esa desconfianza. Veo a un IFE que repite muchas de las prácticas de 2006: en lugar de garantizar la equidad y la legalidad de la elección, voltea la cara frente a las denuncias de irregularidades como la compra y coacción del voto, gastos excesivos en ciertas campañas, o el manejo parcializado de las televisoras frente a los candidatos. El escenario es muy parecido al de 2006 porque los resultados serán cerrado y debido a la falta de contundencia en la acción de las autoridades electorales...
 
ENTREVISTA COMPLETA DISPONIBLE EN EL POLÍTICO

Thursday, June 21, 2012

"Obama and Felipe Calderón Blow Chance to Talk Substance at G-20" (Newsweek/The Daily Beast, June 21, 2012)

The most important lesson learned from the G-20 Summit in Los Cabos is that for the heads of state of the largest economies of the world, banks are more important than people.

The final declaration gives lip service to unemployment, poverty, and corruption, but the real work at the meeting was about how to save European banks and financiers. International financial stability is clearly a condition for economic prosperity, but the common people should not be forced to pay for the irresponsible behavior of the wealthy. Nor should the poorer countries be browbeaten into bailing out the rich ones.

Mexico, as the first country from the “developing world” to preside over the G-20 and host a summit, failed to use its leverage to push the organization away from short-term fixes and toward long-term solutions. Mexico´s President Felipe Calderón was more interested in using the meeting politically at home to boost his party's chances at the polls in the July 1st presidential elections, than in pushing for a new international agenda.

Calderón also used the meeting to garner personal support and international notoriety. He sees this as his best insurance policy against eventually being held responsible in international tribunals for the humanitarian crisis caused by the “drug war” that has taken over 60,000 lives during his administration.

As a result, Mexico and other developing countries have been stuck with the short end of the stick. For instance, part of the agreement hammered out in Los Cabos requires all of the G-20 members (United States, the European Union, Germany, Great Britain, France, Italy, Japan, Russia, China, Canada, Argentina, South Korea, South Africa, Mexico, Brazil, India, Indonesia, Saudi Arabia, Turkey and Australia) to increase their funding to the International Monetary Fund in order to help protect against a European meltdown...
 
FULL TEXT OF ARTICLE AVAILABLE AT THE DAILY BEAST

Tuesday, June 19, 2012

"Voto de protesta" (Revista Proceso, 17 de junio de 2012)

Foto: Alejandro Saldívar, proceso.com
El voto no es un cheque en blanco ni una declaración de fe, sino una herramienta sumamente valiosa para expresar nuestras opiniones. No votar es como quedarse callado, al margen, pasivo frente a la realidad. Quien no acuda a las urnas abdica de su responsabilidad ciudadana y sacrifica sus derechos al dejar que otros decidan por él o ella.

¿Cómo deberían votar entonces los indignados que están hartos de la clase política y quieren enviar un mensaje de protesta? Nuestro distinguido colega de Proceso Javier Sicilia ha recomendado emitir un voto en blanco. Existen, sin embargo, otros puntos de vista.

Votar de manera razonada e informada es un enorme privilegio que no podemos menospreciar. El próximo 1 de julio millones de ciudadanos vulnerables no podrán plasmar su opinión en la boleta electoral porque serán “acarreados” a las casillas por sus dirigentes políticos y obligados a votar por un candidato. Se derrocharán millones de pesos para organizar desayunos, transportar a los “militantes” a las casillas y organizar sofisticados esquemas para violentar la secrecía del voto.

Muchas veces los dirigentes obligan a los votantes a sacar fotografías de sus boletas tachadas o a ir acompañados de un menor. En otros casos, el votante debe depositar una boleta previamente cruzada y luego regresar al jefe político la boleta en blanco que recibió en la casilla para que ésta, a su vez, sea tachada y entregada a la siguiente persona en la fila. Y para las personas más vulnerables una simple amenaza o el señalamiento de que el votante supuestamente sería observado vía satélite son suficientes para condicionar su voto.

En un contexto en que se vulnera tan sistemáticamente el derecho al sufragio efectivo y libre, emitir un voto en blanco resulta ser un acto de enorme irresponsabilidad. En lugar de silenciar más a la ciudadanía, habría que fortalecer su voz por medio del ejercicio de un voto razonado...

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO

Monday, June 11, 2012

"¿Aceptaría Peña Nieto su derrota?" (La Jornada, 11 de junio, 2012)

Enrique Peña Nieto/Foto: Pedro Pardo, Jornada.com
El verdadero riesgo para la democracia no son las acciones pacíficas que podría emprender Andrés Manuel López Obrador después del 1º de julio, sino el fuerte coletazo del dinosaurio si el PRI pierde las elecciones presidenciales. El candidato de las izquierdas siempre ha defendido la vía electoral y pacífica como el único camino para conquistar al poder gubernamental. En contraste, el PRIAN controla las fuerzas militares y cuenta con tantos pactos y compromisos inconfesables que muy difícilmente aceptaría una derrota en las urnas.

En contraste con la versión hegemónica divulgada por los principales medios electrónicos de comunicación, López Obrador sí sabe perder. Tanto en la elección para gobernador del estado de Tabasco en 1994 como en las elección presidencial de 2006, el candidato llamó a la movilización ciudadana pero jamás auspició la violencia. En ambos casos, López Obrador se negó a romper con el orden institucional y recurrió a las instancias correspondientes con la ley en la mano para impugnar la validez de la elección. La grosera manipulación por Josefina Vázquez Mota en su más reciente espot del discurso del candidato del PRD es, para decir lo menos, una afrenta a la inteligencia ciudadana.

La marcha de Tabasco al Distrito Federal en 1994 y la toma del Paseo de la Reforma en 2006 sin duda generaron importantes molestias ciudadanas. Estas acciones también lastimaron la imagen de López Obrador entre algunos sectores de la sociedad. Sin embargo, a la postre tuvieron una contribución sumamente positiva a la democracia. Debemos a estas expresiones ciudadanas, junto con el importante movimiento Zapatista en 1994, las históricas reformas electorales de 1996 y de 2007 que colocaron a México a la vanguardia en materia de derecho electoral.

La verdadera preocupación no es cómo reaccionaría López Obrador ante un resultado cuestionable el 1º de julio, sino como respondería Peña Nieto si los ciudadanos acuden masivamente a las urnas para expulsar al PRIAN del poder. El comportamiento del PRI durante la campaña sugiere que este partido de ninguna manera estaría dispuesto a aceptar su derrota. Peña Nieto, como Felipe Calderón en 2006, también pretende ganar “haiga sido como haiga sido”...
 
TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Thursday, June 7, 2012



Conferencia de Prensa
POR LA LEGITIMIDAD DE LA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE 2012
Sábado, 9 de junio de 2012
12:00 horas
Club de Periodistas, Filomeno Mata 8

 
Se extiende una cordial invitación a los medios de comunicación nacionales e internacionales a la rueda de prensa para dar a conocer la integración de un nuevo
Frente Ciudadano en Defensa del Sufragio Efectivo en las elecciones presidenciales de 2012
  • El despertar de la juventud mexicana y el empate técnico en las encuestas electorales reflejan un escenario de alta competitividad política.
  • La pasividad de las autoridades electorales, la parcialidad de los principales medios electrónicos, el dispendio de recursos por los partidos políticos y las campañas negras ya han enturbiado la elección.
  • Urge que la sociedad se organice para defender la libertad del sufragio y evitar la imposición de un nuevo Presidente de la República.
  • El país no aguanta otra elección sin certeza.

Convocan  entre otras personalidades:

Araceli Damián, Carlos Gershenson, Carlos Payán, Epigmenio Ibarra, Héctor Díaz-Polanco, Irma Eréndira Sandoval, 
John Ackerman, Julio Boltvinik, Lorenzo Meyer, Luis Mochán, Rafael Barajas, Víctor Flores Olea, Víctor Romero Rochín

Se presentarán las siguientes iniciativas:
  •  “Grupo en Defensa del Sufragio Efectivo y Libre”: Seguimiento, análisis y vigilancia del proceso electoral
  • “Todos Contamos” (www.contamos.org.mx): Monitoreo ciudadano de compra y coacción del voto y de dispendio electoral
  • "Foto X Casilla”: Conteo ciudadano alternativo para el 1 de julio
  • “Observatorio Universitario Electoral”: Análisis y control de calidad de los ejercicios de medición de la opinión pública electoral

INFORMES Y REGISTRO:
gregoryglez@gmail.com, Celular: (04455) 51907278

Tuesday, June 5, 2012

«Le mythe de la transition démocratique a été démasqué» (Entrevista in extenso, Libération (Francia), 5 junio 2012)

INTERVIEW John Ackerman, docteur en sociologie politique, analyse les revendications des étudiants mexicains :

Par EMMANUELLE STEELS (à Mexico)

John Ackerman est docteur en sociologie politique, chercheur en droit à l’université nationale autonome de Mexico et analyste politique. Il explique les failles du système politique mexicain, à l’origine de la contestation étudiante.

Que vous inspire la révolte des jeunes en pleine campagne électorale pour la présidentielle ?

Il y a un grand mécontentement social chez les jeunes depuis quelque temps. L’explosion était inévitable. C’est positif, cela montre justement que la jeujesse est consciente qu’il n’y a pas de démocratie pleine dans notre pays, que ce n’est pas la population qui désigne le prochain président, mais des pouvoirs économiques et politiques. Il y a toujours eu des élections au Mexique, ce n’est pas nouveau. Mais la seule célébration des jours de scrutins n’implique pas qu’il y a une démocratie. Et je ne parle pas de démocratie avancée ou participative, mais de la base : la démocratie électorale, un système qui permettrait aux Mexicains de choisir librement et de manière informée leur prochain gouvernant.

Aujourd’hui, 73% des Mexicains ne sont pas satisfaits du fonctionnement de la démocratie, c’est le taux le plus élevé de toute l’Amérique latine. C’est la preuve d’une culture politique critique : la société mexicaine exige davantage, elle n’a pas confiance en ses autorités et elle n’accepte pas la simulation.
Les jeunes semblent surtout vouloir dénoncer la collusion entre les médias et le PRI (Parti révolutionnaire institutionnel)…

Les étudiants démasquent tout un système, notamment le mythe de la prétendue transition démocratique. Les jeunes sont les premières victimes de la crise économique et de la guerre contre les cartels de la drogue. Mais pour le moment, les étudiants ont l’intelligence stratégique de focaliser leurs revendications sur le processus électoral, sur la dénonciation de l’absence de démocratie réelle. Après les élections viendra le temps des autres revendications, mais maintenant, la lutte est plus élémentaire, plus urgente.

Que peut devenir cette révolte des jeunes ? Va-t-elle influencer le résultat de l’élection ?

L’année dernière, il y avait eu les premières étincelles de protestation citoyenne avec le mouvement des victimes de la violence, mené par le poète Javier Sicilia. Mais celui-ci s’est rapproché des autorités et il a perdu l’occasion d’articuler une mobilisation sociale plus large. Aujourd’hui, les jeunes, plus combatifs, plus autonomes, semblent mieux placés pour mener un vrai mouvement de contestation. Le risque est qu’ils tombent dans la tentation de chercher la reconnaissance des médias ou de la classe politique. Il y a une énorme pression pour tenter de les attirer dans les filets des partis ou de les disqualifier. Il est encore trop tôt pour savoir ce que va devenir ce mouvement, mais on constate déjà qu’il influence les élections. La protestation porte préjudice au candidat du PRI, Enrique Peña Nieto et favorise très clairement le candidat de gauche, Andrés Manuel López Obrador.

Comment expliquer un tel rejet du PRI de la part de jeunes, qui n’ont que brièvement connu les derniers gouvernements ?

Ne nous méprenons pas, le PRI gouverne encore le Mexique. La majorité des Etats sont aux mains de ce parti [20 Etats sur les 32 que compte le pays sont gouvernés par le PRI, ndlr]. Il domine les régions les plus corrompqes et les plus violentes du pays. Il y a encore dix Etats qui n’ont pas connu d’alternance, autrement dit ce sont des régions où le PRI gouverne depuis plus de quatre-vingts ans. Et il contrôle la majorité à la chambre des députés. Le PRI est bien vivant et il compte reconquérir la présidence. D’autre part, le soutien apporté par les télévisions à Enrique Peña Nieto est très grossier et les jeunes n’en sont pas dupes.

Monday, June 4, 2012

"Incertidumbre" (Revista Proceso, 3 de junio de 2012)

Los cuatro candidatos presidenciales/Proceso.com
Se rompió el hechizo. Conforme avanzan las campañas presidenciales aumenta el grado de incertidumbre con respecto a quién sería el ganador el próximo 1 de julio. La supuesta inevitabilidad de un triunfo de Enrique Peña Nieto se ha esfumado y la elección se polariza entre quienes añoran el pasado y quienes buscan experimentar con algo nuevo.

Los resultados de la más reciente encuesta del periódico Reforma son elocuentes. Este medio, que no tendría razón alguna para favorecer a la izquierda política, informa que la ventaja de Peña Nieto sobre Andrés Manuel López Obrador se ha reducido a únicamente 3 puntos porcentuales. En la encuesta levantada entre el 24 y el 27 de mayo, el candidato del PRI recibe 28.5% de la intención del voto en términos “brutos”, contra 25.5% para López Obrador, 18% para Josefina Vázquez Mota y 21% de “indecisos”. Es decir, la candidata del PAN no solamente ha caído a un lejano tercer lugar, sino que se encuentra incluso rebasada por los indecisos.

El desglose de los números es también muy revelador. Por ejemplo, el estudio señala que en el último mes López Obrador habría remontado 12 puntos entre electores “independientes” para colocarse con una holgada ventaja de 43% contra 26% para Peña Nieto en este sector. El candidato de las izquierdas también habría rebasado al candidato del PRI tanto en el centro como en el sur del país.

Pero una examinación cuidadosa de los números revela que en realidad ya existiría un empate técnico entre los candidatos del PRI y el PRD. A la hora de pasar de una tasa “bruta” a una tasa “efectiva”, normalmente los encuestadores presumen que los “indecisos” se comportarían de manera similar a los votantes que ya manifestaron su decisión. Así, simplemente eliminan a los indecisos de la muestra y distribuyen este porcentaje entre los otros candidatos de acuerdo con su peso correspondiente entre los encuestados que sí expresaron su apoyo a algún candidato...

ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN REVISTA PROCESO

AUDIO DE COLABORACIÓN EN MVS NOTICIAS SOBRE "INCERTIDUMBRE ELECTORAL"