Tuesday, July 22, 2014

"The Border Crisis Is America's Chance to Repent for Past Mistakes in Central America" (The New Republic, July 21, 2014)

Americans should cheer instead of lament the arrival of tens of thousands of migrant children at their doorstep. It means that the people of Honduras, Guatemala, El Salvador and Mexico still believe in the “American Dream.” This historic opportunity to revive the idea of the United States as a land of opportunity should not be squandered.

In the 1970s and 1980s, the children and youth of Central America took up arms with their families to combat the violent dictatorships which ruled their countries propped up by the U.S. government. Hundreds of thousands of innocent civilians died in the civil wars which wreaked havoc in the region.

The grassroots demands for popular democracy were eventually defeated. Guatemala today is ruled by a retired military general, Otto Pérez Molina, who was a leader of the Kaibil death squads during the civil war. Honduras is governed by the political coalition which came to power in 2009 when the democratically elected president of Honduras, Manuel Zelaya, was deposed in a coup d'état validated by the U.S. government. In 2012, the old authoritarian Party of the Institutional Revolution (PRI) returned to power in Mexico andhas governed with an iron fist fully supported by the Obama administration. El Salvador and Nicaragua have presidents nominally sympathetic to the popular movements of the past, but in practice their policies have come up far short of expectations.

Instead of resenting and repudiating the U.S. for its role in the defeat of the democratic principles which their parents struggled for, the new generation of Central Americans has decided to risk life and limb to travel north with a message of peace. It would be an enormous mistake to respond to this gesture with a slap in the face...

CONTINUE READING AT THE NEW REPUBLIC

Monday, July 21, 2014

"Ocupación y servidumbre nacional" (La Jornada, 21 de julio, 2014)

Diputadas toman la tribuna para frentar la reforma energética en diciembre, 2013 
Son aún más graves las implicaciones políticas de la contrarreforma energética que las económicas. Emparentada con las reformas en materia electoral y de telecomunicaciones, nos encontramos frente a un viraje histórico que desanima al más utópico creyente en la posible transformación democrática del país. Las invasiones de la franja de Gaza y de Ucrania oriental por los aliados de Washington constituyen la contracara de la próxima "ocupación temporal" de todo México por Exxon-Mobil, Halliburton y Royal Dutch Shell. Y la "servidumbre legal" a la cual serán sometidas las tierras de los campesinos y los indígenas regresará el país a la esclavitud colonial.

Quienes celebran la supuesta introducción del "libre mercado" en la industria energética ignoran por completo los principios más elementales de la economía moderna. En el mundo entero la extracción de los recursos naturales y la provisión de la electricidad se consideran "monopolios naturales". Constituyen áreas de la economía que requieren de inversiones de capital fijo tan importantes y economías de escala tan grandes que la libre competencia es simplemente imposible o, en su caso, genera resultados ineficientes, con menos producción y precios más altos.

Solamente las empresas más poderosas pueden "competir" en materia energética y únicamente cuando el Estado les otorga control exclusivo sobre un yacimiento o una fuente específica de energía. Así que es una vil mentira que con la contrarreforma energética veremos el fin de los monopolios o una reducción de precios. Únicamente habrá un descarado reparto del actual monopolio estatal entre varios diferentes monopolios privados controlados por amigos y socios delPRIANRD. Las rentas monopólicas que hoy corresponden a la nación mañana llenarán los bolsillos de la oligarquía nacional y los especuladores internacionales.

Las petroleras trasnacionales protegerán a toda costa sus nuevas inversiones monopólicas. La represión a la protesta social y la cancelación de la libertad social que han caracterizados el primer año y medio del actual sexenio son apenas el inicio de un proceso secular de consolidación autoritaria. Tanto el gobierno mexicano como los gobiernos de los países sedes de las petroleras cada día intervendrán con mayor ahínco para detener la inevitable efervescencia social que acompañará el despojo del pueblo y sus tierras...

ARTÍCULO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Monday, July 14, 2014

"Menores migrantes" (Revista Proceso, 13 de julio, 2014)

Migrantes centroamericanos detenidos en Chiapas.
Foto: Isaín Mandujano/Revista Proceso
Los 57 mil menores mexicanos y centroamericanos sin acompañantes que han sido detenidos cruzando la frontera con los Estados Unidos desde octubre de 2013 son refugiados de una guerra económica, política y social impulsada desde Washington. La alineación de Enrique Peña Nieto con Barack Obama sobre el tema constituye un vergonzoso rompimiento histórico con la larga tradición de independencia política y solidaridad latinoamericana que había caracterizada la diplomacia mexicana a lo largo del siglo XX. En lugar de servir como perro guardián del imperio, México tendría que priorizar los derechos humanos de sus hermanos y hermanas latinoamericanos. 

Obama ha traicionado la confianza de los latinoamericanos residentes en el país del norte. Durante las campañas presidenciales de 2008 y 2012, prometió regularizar a millones de inmigrantes y arreglar el sistema migratorio disfuncional. En respuesta, recibió el contundente apoyo de los votantes latinos. El 67% lo respaldó en 2008, y el 71% en 2012. 

Pero la ingratitud de Obama parece no tener límites. Rápidamente se convirtió en el Presidente estadounidense que ha deportado a la mayor cantidad de migrantes en la historia, en el “Deportador-en-jefe” de acuerdo con activistas, con más de 2 millones de expulsiones durante el tiempo que lleva en la Casa Blanca. Asimismo, ha endurecido la vigilancia en la frontera sur y fracasado olímpicamente en aprobar reformas que podrían reunir a familias de migrantes, además de permitir a jóvenes estudiar y trabajar en los Estados Unidos aunque hubieran ingresado “ilegalmente” al país cuando eran niños. 

La posición retrógrada de Obama con respecto al éxodo de los niños sin acompañantes constituye la última gota que derrama el proverbial vaso. Los menores detenidos merecen la oportunidad de reunirse con sus familiares, quienes con su arduo trabajo sostienen la economía estadounidense. Si Obama hubiera cumplido con su promesa de regularizar a esta importante fuerza laboral, la mayor parte de estos niños podrían ingresar legalmente sin problema alguno a petición de sus parientes. 

Los trabajadores migrantes tienen el mismo derecho a cuidar a sus hijos y a educarlos en escuelas públicas que cualquier otro empleado. Obama y el gobierno norteamericano están sufriendo las consecuencias de su propia hipocresía...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Monday, July 7, 2014

"Pensamiento criminal" (La Jornada, 7 de julio, 2014)

José Manuel Mireles/Foto: La Jornada
Solamente un ciudadano totalmente desubicado podría creer que la detención del doctor José Manuel Mireles haya sido para garantizar el estado de derecho o que las reformas en materia de telecomunicaciones nos permitirán entrar por la puerta grande a la modernidad. Las constantes mentiras, engaños y fraudes de las autoridades gubernamentales y de la clase política han demostrado que siempre es mejor primero desconfiar de la versión oficial. La natural actitud crítica y contestataria del pueblo mexicano constituye una gran fortaleza en momentos de ignominia autoritaria como hoy.

El encarcelamiento de Mireles es una evidente venganza política. Las mismas autoridades han señalado que la detención del líder de las autodefensas michoacanas es en respuesta a la violación a los acuerdos alcanzados el 14 de abril, en que se pactó el desarme de las autodefensas y su incorporación a las Fuerzas Rurales a partir del 10 de mayo. Es decir, el principal pecado de Mireles no sería la portación de armas en sí, sino su supuesto incumplimiento con un acuerdo estrictamente político.

De lo contrario no habría forma de entender la fecha, el modo y el lugar de la detención. Las actividades en que participaba Mireles el pasado viernes, 27 de junio eran exactamente las mismas que venía desarrollando desde hace más de un año, alentadas y toleradas desde el principio por el mismo gobierno. Si estas acciones eran tan peligrosas y antisociales, ¿por qué no detenerlo desde febrero de 2013, cuando inició el movimiento de las autodefensas, o el mismo 10 de mayo de 2014, la supuesta fecha límite para el desarme? En su caso, quienes realmente tendrían que estar sujetos a proceso penal serían las autoridades gubernamentales que fomentaron y durante meses acompañaron directamente a las autodefensas como Óscar Naranjo, Alfredo Castillo y Miguel Ángel Osorio Chong.

No existe duda de que la detención de Mireles haya sido una determinación política. Se hizo para castigarlo por su valentía al denunciar los vínculos de las autoridades con el crimen organizado y su independencia al insistir que no entregaría las armas hasta que el gobierno hubiera cumplido con su responsabilidad de traer la paz y la justicia a Michoacán...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Monday, June 30, 2014

"Conflictos de interés" (Revista Proceso, 29 de junio, 2014)

La telebancada//Foto:Proceso.com
Si México fuera un país democrático, los funcionarios y los legisladores defenderían el interés público en lugar de utilizar sus cargos para lucrar personalmente. Personajes como Pedro Joaquín Coldwell, Purificación Carpinteyro, Ninfa Salinas, Luis Videgaray y Javier Lozano podrían desarrollar libremente sus negocios en el ámbito privado, pero sería estrictamente prohibido que ocuparan un cargo público a menos que se deshicieran completamente de todos los intereses económicos, personales y profesionales que pudieran distraerlos de sus responsabilidades con la ciudadanía. 

Habría que exigir transparencia absoluta e inmediata de todas las cuentas, relaciones y compromisos de los legisladores y funcionarios federales. Quien no divulgue, que renuncie.

El 15 de enero de 2013, Enrique Peña Nieto y su gabinete quisieron demostrar su supuesto compromiso con la transparencia al organizar una extravagante conferencia de prensa para dar a conocer versiones públicas de sus declaraciones patrimoniales. Resultó una gran farsa. La información difundida se limitó al monto de sus salarios como servidores públicos así como algunos datos generales sobre obras de artes y bienes inmuebles que habían recibido “en donación”. Hasta la fecha la sociedad se mantiene en total oscuridad con respecto a los verdaderos intereses financieros, profesionales y personales de los funcionarios federales y sus familiares.

La Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos es meridianamente clara. Todo servidor público debe “excusarse de intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquéllos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte.”

Esta ley aplica para los integrantes del Poder Ejecutivo, como Coldwell y Videgaray, y para los del Poder Legislativo, como Carpinteyro, Salinas y Lozano. Los reglamentos correspondientes de la Cámara de Diputados y del Senado de la República reproducen las mismas prohibiciones. Sin embargo, la ciudadanía no cuenta con la información necesaria para poder exigir el cumplimiento de estas importantes disposiciones legales. En consecuencia, impera una vergonzosa simulación y una peligrosa impunidad que amenaza con destruir por completo el carácter público de nuestras instituciones...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Monday, June 23, 2014

"¿Peña Nieto terminará su sexenio?" (La Jornada, 23 de junio, 2014)

Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones/Fuente: La Jornada
Desde 1934, todos los presidentes mexicanos han culminado los sexenios para los cuales fueron elegidos. Esta excepcional estabilidad política destaca en una región latinoamericana marcada por constantes golpes de Estado, guerras civiles, intervenciones extranjeras y levantamientos armados a lo largo del siglo XX. El origen de esta hazaña se encuentra en el sexenio del general Lázaro Cárdenas del Río, quien, entre 1934 y 1940, logró consolidar el moderno Estado mexicano después de casi dos décadas de desorden y conflicto posrevolucionario. La obsesión ideológica de Enrique Peña Nieto con el desmantelamiento de los cimientos de la gran obra cardenista podría tener consecuencias insospechadas.

Es difícil creer que solamente hayan transcurrido 18 meses desde la toma de posesión del actual Presidente. La intensidad de las batallas sociales, las traiciones políticas, la crisis económica, el bombardeo mediático y la violencia de Estado han desgastado la figura presidencial y cansado a la sociedad. La ausencia de movilizaciones sociales multitudinarias no es una indicación de conformidad o apatía, sino de un proceso de reflujo y reorganización profunda de las fuerzas de la resistencia.

Cada día se multiplican las muestras de indignación y de lucha ciudadana; en Puebla, Morelos y San Salvador Atenco en defensa de la tierra; en el Distrito Federal en contra de los parquímetros, el aumento al Metro, y las modificaciones al programa Hoy no circula; en Guerrero y Michoacán en favor de la seguridad pública; en Chiapas en defensa de los pueblos indígenas, y en todo el país en solidaridad con los maestros y los médicos, quienes no tendrían que cargar con la responsabilidad de sistemas educativos y de seguridad social diseñados desde las más altas esferas para fabricar ignorantes y enfermos. El repudio a las reformas en materia energética y de telecomunicaciones también se profundiza a lo largo y ancho del país (aquí, por ejemplo, el video del histórico acto frente a Televisa el pasado 10 de junio).

Protesta en Televisa #ConMexicoNoSeJuega #10JunioMX
El último presidente mexicano electo que no logró terminar su periodo fue Pascual Ortiz Rubio, ingeniero y diplomático que fue impuesto como el títere de Plutarco Elías Calles en las elecciones presidenciales de 1929. Aquella elección constituyó el primer gran fraude electoral del régimen del partido del Estado, ya que el Partido Nacional Revolucionario (PNR), precursor del Partido Revolucionario Institucional (PRI), había sido creado apenas unos meses antes, el 4 de marzo de 1929.

Ortiz Rubio inició su mandato con serios problemas de legitimidad pública y su gestión se complicó por los graves daños físicos y sicológicos sufridos a raíz del atentado perpetrado en su contra el día de su toma de posesión, el 5 de febrero de 1930. El presidente nunca logró consolidar su autoridad o concretar su proyecto de gobierno y fue obligado por Calles a renunciar unas horas después de presentar su tercer informe de gobierno...

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA



VIDEO DE LA PROTESTA EN TELEVISA #CONMÉXICONOSEJUEGA #10JUNIOMX: VERSIÓN PARA PC, VERSIÓN PARA MÓVILES/INTERNACIONAL


Monday, June 16, 2014

"La camiseta de la dignidad" (Revista Proceso, 15 de junio, 2014)

América del Valle en el acto #ConMexicoNoSeJuega frente a Televisa #10JunioMX
Era inevitable. La unión de los poderosos tarde o temprano iba a generar la articulación de los excluidos. Así como el Movimiento por la Paz y la iniciativa “No Más Sangre” desenmascararon la “guerra” de Felipe Calderón contra el narcotráfico como un cruel ataque en contra del pueblo mexicano, hoy cada día queda más claro que el llamado “Pacto por México” es en realidad un “Pacto contra México”. El auge de fervor patriótico que acompaña la Copa Mundial de Futbol constituye una gran oportunidad para articular un amplio frente nacional para defender la patria del saqueo y la censura. 

El pasado martes, 10 de junio, 43 aniversario de la Masacre del Jueves de Corpus de 1971, se tomó un primer paso hacia este fin. Acudieron miles de personas a un mitin festivo frente a las instalaciones de Televisa Chapultepec para repudiar la consolidación autoritaria y decir “¡Ya basta!” a la exclusión del pueblo de los debates y las decisiones fundamentales del país. Los organizadores exigimos que no hubiera un solo policía presente en la reunión y las autoridades del Distrito Federal respondieron positivamente al llamado. El acto se desarrolló en absoluta paz, amenizado por canciones combativas de Anthar López, Margarita Cruz, Alberto Arista y Tania López y acompañado de un gran mural callejero coordinado por El Fisgón así como una “Cascarita por la patria” organizada por los jóvenes del movimiento ContingenteMX. 

En el micrófono conmovieron al público las elocuentes palabras de América del Valle, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de Atenco; de Obed Palagot, inocente preso político por los disturbios cometidos por los halcones de Miguel Osorio Chong y Manuel Mondragón el primero de diciembre de 2012; de Nestora Salgado, presa político por su valiente participación como líder de la policía comunitaria de Guerrero; y de Alejandro Martínez, destacado líder estudiantil de la Facultad de Derecho de la UNAM. Si México fuera una democracia, América, Obed, Nestora y Alejandro serían nuestros representantes en el Congreso de la Unión en lugar de los “ladrones y aprovechados”, (Elena Poniatowska dixit-véase: ow.ly/xT6RX), que hoy nos malgobiernan. 

Desde el templete también se escucharon las voces de importantes líderes sociales como Daniel Giménez Cacho, Javier Sicilia, Jesús Ramírez Cuevas, Alejandro Álvarez Béjar, Armando Bolaños, Pablo Moctezuma Barragán y Gerardo Fernández Noroña, siete líderes de la oposición democrática que difícilmente se encontrarían juntos en el mismo templete bajo condiciones normales. Pero va surgiendo un consenso cada vez más palpable de que hoy no nos encontramos en un momento de “normalidad democrática” sino inmersos en una verdadera emergencia nacional que exige que las diversas fuerzas sociales caminen de la mano para defender lo que nos queda de la patria y poner un alto a la avaricia y la voracidad de los poderosos...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Monday, June 9, 2014

"Gritar como las nubes" (La Jornada, 9 de junio, 2014)

La indignación ciudadana crece y se expande frente a la sordera de un régimen autoritario que no sabe de razones, debates o diálogo. Enrique Peña Nieto pasea por el país y el mundo envuelto en una burbuja infranqueable que lo separa de cualquier contacto incómodo con el exterior. Mientras, sus operadores políticos buscan imponer todo por la fuerza del Estado o con el poder corruptor del dinero.

Por otro lado, los diversos grupos de la oposición democrática se encuentran divididos y a la defensiva, perdidos cada uno en su laberinto de protagonismos personales, luchas locales, combates electorales y grillas sectoriales, los cuales reducen el impacto de sus acciones y merman sus convocatorias. Sin embargo, en días recientes se empiezan a respirar aires frescos que podrían indicar la pronta llegada de una nueva primavera de acción social en México.

El pasado jueves, 5 de junio se conmemoraron los cinco años de constante lucha de los valientes padres de familia de las 25 niñas y 24 niños víctimas del crimen de Estado cometido en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora. Se realizaron importantes actos tanto en Hermosillo como en la ciudad de México en que la sociedad tuvo la oportunidad de reclamar de frente a las autoridades su indolencia y su irresponsabilidad autoritaria. El mensaje de los padres de familia fue claro y contundente: Ya no podemos tener confianza en estas autoridades, repitieron una y otra vez: ¡Ya basta de impunidad!...
----
En su entrevista reciente con el Congreso Popular (véase, que ya tiene más de 80 mil vistas), Rubén Albarrán, vocalista del gran grupo musical mexicano Café Tacvba, pone el cascabel al gato: "Nuestro Presidente, así como la clase política en general, son ignorantes aunque hayan ido a estudiar a cualquier universidad del mundo, y no solamente es una situación de la clase política mexicana, es una situación de la clase política mundial, porque no saben que no se debe contaminar el agua, la tierra, el aire ni el cuerpo humano; que no se debe abusar de nuestra madre tierra, por eso les decimos que sí son ignorantes ellos y les llamamos la atención."...

----
Nos vemos este martes frente a Televisa, la cara más evidente de los poderes fácticos que quieren destruir el país. Con el Pacto por México la clase política se unió en contra de la sociedad. Pero ha llegado la hora para que la sociedad revierta el marcador. Participemos todos este #10JunioMX en el rescate a la democracia y la defensa de la soberanía nacional. No nos dividirán. No nos vamos a dejar.

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE EN LA JORNADA

CONVOCATORIA, CARTELES Y BOLETIN DE PRENSA #10JUNIOMX AQUÍ

Sunday, June 1, 2014

"El distractor nacional" (Revista Proceso, 1 de junio, 2014)

"Ya viene el Mundial" (Helguera)
El plan de votar las retrógradas reformas en las materias energética y de telecomunicaciones durante la celebración de la Copa Mundial de Futbol es un claro indicador de la enorme vulnerabilidad del régimen. Si Enrique Peña Nieto se sintiera seguro en su trono y con plena legitimidad social no sería necesario esconderse detrás de un espectáculo deportivo para distraer a la población. Al contrario, un gobierno fuerte y con solidez democrática tomaría su tiempo para convencer a los ciudadanos de las supuestas bondades de sus iniciativas en lugar de agravar el malestar social con un apresuramiento político innecesario e inútil. 

Los únicos que tienen prisa para aprobar las reformas son las empresas y los individuos que se beneficiarán de ellas. Televisa, Shell, Pedro Joaquín Coldwell, Carlos Slim, Luis Videgaray, Emilio Azcárraga y una infinidad de especuladores financieros, televisivos y petroleros rondan como buitres sobre el cadáver descuartizado del Estado mexicano, listos para satisfacer sus voraces apetitos. Están desesperados por concretar el saqueo y la censura antes de que la ciudadanía se dé cuenta de que el rey camina completamente desnudo por las calles. 

En contraste, el mejor escenario desde un punto de vista ciudadano sería dedicar todo el tiempo necesario para involucrar a los mexicanos en la discusión, la consulta y el debate de una serie de reformas que afectan profundamente tanto a sus bolsillos como a sus derechos fundamentales. Los procesos de deliberación democrática normalmente toman más tiempo, pero siempre generan resultados más equilibrados y justos para todos. “Despacio, que tengo prisa”, reza el sabio dicho mexicano. 

Las reformas energética y de telecomunicaciones son demasiado importantes para dejarlas en manos de una clase política corrupta y desacreditada. En lugar de apresurar irresponsablemente su aprobación, debería abrirse la cancha a una serie de debates públicos sobre el presente y el futuro de la nación, así como en torno al papel que juegan el oro negro y los medios de comunicación en la sociedad. Esta exigencia central de Alfonso Cuarón, a la cual se han sumado cientos de colectivos y millones de mexicanos, ha sido totalmente ignorada tanto por los poderes públicos como por los privados...

TEXTO COMPLETO DEL ARTÍCULO DISPONIBLE AQUÍ