Monday, August 31, 2015

"Un otoño de esperanza" (La Jornada, 31 de agosto, 2015)


John M. Ackerman

Hace un año, durante el segundo Informe presidencial de Enrique Peña Nieto, los partidos integrantes del Pacto por México celebraban con enorme cinismo la imposición de sus contrarreformas estructurales. Se burlaban a carcajadas tanto de la aparente pasividad como de la desorganización de la sociedad mexicana. Parecía que su victoria había sido completa. No solamente habían logrado imponer una serie de reformas que lastiman profundamente a los derechos sociales y a la economía popular, sino que el pueblo aparentemente amaba a sus verdugos.

El contundente estallido social a raíz de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014, demostró al mundo entero que la fantasía del fin de la protesta social era una simple ilusión. La simultánea movilización de los valientes estudiantes del Instituto Politécnico Nacional también constituyó un hito histórico. México sigue siendo un país con una enorme conciencia política, así como una impresionante capacidad de movilización popular cuando las circunstancias lo ­requieren.

Hoy el régimen una vez más descansa tranquilo con la confianza de que ha logrado superar el enorme desafío del pasado otoño. Tanto la farsa del "esclarecimiento" de los evidentes conflictos de interés de Peña Nieto y Videgaray como la burla de los ajustes en el gabinete presidencial demuestran que nuestros gobernantes creen que la sociedad mexicana es tan ignorante como ellos.

Pero no lo somos y lo demostraremos todas las veces que sea necesario hasta que la casta de vendepatrias corruptos que hoy controlan el destino de la nación abandonen el poder público. Una vez más, la relativa calma de agosto tendrá que dar pie a un otoño de esperanza ciudadana, pero esta vez mucho mejor organizada y con resultados aún más trascendentes...

SEGUIR LEYENDO EN LA JORNADA

Sunday, August 23, 2015

"Populismo PRIista" (Revista Proceso, 23 de agosto, 2015)

Carlos Salinas de Gortari
John M. Ackerman

Manlio Fabio Beltrones ha anunciado una cruzada contra el “populismo”. El nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aparentemente ignora que para lograr este fin tendría que acabar con su propio instituto político. Sería muy difícil encontrar en el mundo entero un partido más populista que el PRI.

Los populistas impulsan políticas irresponsables y engañosas que buscan el aplauso fácil en lugar de resolver los problemas de fondo. Este tipo de gobiernos se esconden tras discursos demagógicos a favor de la economía popular, pero en realidad son sistemas profundamente corruptos que facilitan una mayor concentración del poder político y económico en pocas manos. 

Como coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la Cámara de Diputados, Beltrones ha sido uno de los principales arquitectos e impulsores del “Pacto por México”. Dicho pacto fue presentado con platillo y bombo a finales de 2012 como la llave mágica que resolvería todos nuestros problemas de un solo golpe. Siguiendo el típico guion populista, se nos recetaban una infinidad de spots televisivos que promovían todos los días la idea de que las reformas del régimen “moverían a México” y tendrían un impacto milagroso en el país. Recordemos, por ejemplo, los anuncios de la Presidencia de la República en que jóvenes mostraban recibos de luz y de gas donde se reducían los saldos de manera asombrosa impulsados por alguna fuerza oculta (véase: http://ow.ly/A3XOp).

Pero hoy queda claro a todos que el acuerdo impulsado por Beltrones y Peña Nieto en realidad debería llamarse “Pacto contra México”. Ello porque este esfuerzo de unidad política entre los mismos de siempre ha impuesto una serie de reformas -en las materias energética, laboral, educativa, telecomunicaciones, fiscal y hacendaria- que consolidan al autoritarismo de Estado y lastiman profundamente a la economía popular...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Tuesday, August 18, 2015

"The Consolidation of the Mexican Narco-State" (Latino Rebels, 18 de agosto, 2015)

John M. Ackerman

A year ago, Mexico seemed to be on the verge of a profound transformation of its political system. During the months of October and November of 2014, hundreds of thousands of people took to the streets on numerous occasions in a vast uprising against impunity and for social justice. The forced disappearance of 43 student activists from the Ayotzinapa teacher’s college by security forces in Iguala, Guerrero, ripped the veil off of the myth of Mexico’s supposed “democratic transition” and exposed the depth of the corruption embedded in the country’s political class. An enormous wave of international solidarity with the Mexican people spread from Tokyo to Chicago, from Ferguson to Paris and from Buenos Aires to London.

But nothing has happened. Not a single member of Mexican President Enrique Peña Nieto’s cabinet has stepped down. The Mexican Congress has not enacted any relevant legislation which could prevent the occurrence of another tragic act of political repression like the one which took place in Iguala. Only a handful of street cops and minor public officials have been accused for their responsibility in the Ayotzinapa disappearances. And the Mexican government continues to block independent investigators from interrogating the soldiers who were on duty the night of the massacre or allow them access to nearby military bases.

Meanwhile, the massacres, the repression and the impunity continue. On January 6, at least 16 protesters and members of community police forces were killed by federal forces in the State of Michoacán, most in cold blood. That very same day, Peña Nieto was in Washington meeting with his “friend” President Barack Obama, who took advantage of the occasion to ratify the US government’s blind support for the corrupt and repressive Mexican government. “Our commitment is to be a friend and supporter of Mexico,” he said. Obama even went so far as to hold up Peña Nieto as an exemplary human rights defender, asking him to help the United States to “promote human rights, democracy and political freedom” in Cuba...

CONTINUE READING AT LATINO REBELS

Monday, August 17, 2015

"Al diablo con SUS instituciones" (La Jornada, 17 de agosto, 2015)

John M. Ackerman

El miércoles pasado el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, anunció que la elección presidencial de 2018 será declarada "válida" aun en caso de que el candidato ganador haya violado de manera flagrante, grave y sistemática la legislación electoral y el estado de derecho. Unos días antes, el mismo funcionario había anunciado que el INE no puede hacer absolutamente nada para detener la compra y la coacción del voto por medio de dádivas y presiones de los partidos políticos. "Eso no lo vamos a resolver por la vía electoral", señaló el otrora experto en derecho electoral.

La supuesta "transición" mexicana a la democracia hoy yace muerta. Las instituciones electorales creadas durante la década de los noventa para garantizar una competencia justa entre diferentes opciones políticas hoy fungen como fieles defensoras del régimen autoritario de impunidad y corrupción.

La decisión del INE, el pasado 12 de agosto, de rechazar la solicitud ciudadana de retirar el registro al PVEM pinta de cuerpo entero a los funcionarios electorales. La ley es meridianamente clara. Tanto el artículo 94 de la Ley General de Partidos Políticos como el artículo 456 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales señalan como causal de pérdida de registro la violación "de manera grave y sistemática" de la normativa electoral.

Hasta los mismos consejeros que de manera vergonzosa defendieron al PVEM, como Ciro Murayama, Benito Nacif, Marco Baños, Adriana Favela y Córdova, tuvieron que aceptar durante el debate la abierta burla del partido del tucán al estado de derecho desde hace años.

En 2015, por ejemplo, estuvieron a los ojos de todos la campaña anticipada, los "cineminutos", los "informes" legislativos, la compra ilegal de "menciones" en radio y televisión, la entrega de dádivas ilegales, los abusivos anuncios en la vía pública y el flagrante rebase de los topes de gasto de campaña.

Pero de la misma forma en que las autoridades avalaron las fraudulentas elecciones presidenciales de 2006 y 2012, hoy ofrecen un cheque en blanco al PVEM...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Monday, August 10, 2015

"Respuesta inmediata" (Revista Proceso, 9 agosto, 2015)

John M. Ackerman

La respuesta inmediata de la sociedad mexicana a los cobardes asesinatos del periodista Rubén Espinosa y de la activista Nadia Vera, junto con tres personas más, refleja el creciente poder de un circuito de opinión pública crítica que cada día tiene más presencia e influencia sobre la agenda pública. Los medios y las plumas en la nómina del régimen corrupto ya no tienen el control que antes. Cada vez más personas recurren a fuentes independientes como Proceso, La Jornada, Sin Embargo, Revolución 3.0, Aristegui Noticias y RompevientoTV desdeñando fuentes oficiales como Televisa, TV Azteca, MVS Noticias y La Razón.

El año pasado tuvimos que esperar casi dos meses hasta que un medio internacional, The Associated Press, diera a conocer información verídica sobre la matanza de Tlatlaya. Fue más veloz la reacción a la masacre y desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, pero también en este caso tuvieron que transcurrir un par de semanas para que la sociedad abriera los ojos a lo que realmente había ocurrido aquella fatídica noche en Iguala. En contraste, la opinión pública se movilizó de manera inmediata ante el asesinato de Espinosa y Vera. 

No habían pasado ni 24 horas después de la masacre en la Colonia Narvarte del Distrito Federal y ya existía una indignación generalizada entre la sociedad. Un grupo de periodistas y activistas convocaron inmediatamente a una protesta en el Ángel de la Independencia, y empezaron a fluir docenas de excelentes reportajes sobre el trabajo periodístico de Espinosa, la labor política de Vera, la retrógrada política autoritaria del gobernador de Veracruz Javier Duarte, y los graves peligros que corren los periodistas todos los días en el país. Esta formidable cobertura nacional tuvo un impacto casi inmediato en la prensa internacional, con la publicación de notas importantes sobre el caso en The Guardian, El País y Le Monde denunciando el ataque constante en contra de la libertad de expresión en México.

(VÉASE ENTREVISTAS DE JOHN M. ACKERMAN CON NTN24 y DEUTSCHE WELLE SOBRE EL ASESINATO DE RUBEN ESPINOSA)

La respuesta tan veloz y contundente de la sociedad y de la prensa crítica agarró por sorpresa al régimen corrupto. En un intento desesperado por desviar la atención de la naturaleza eminentemente política de los asesinatos, el Procurador Capitalino, Rodolfo Ríos, primero lanzó la hipótesis absolutamente irresponsable de que el crimen podría haber sido el resultado de un “robo”. Posteriormente, el gobierno derechista y anti-popular de Miguel Ángel Mancera filtraría ilegalmente información a medios leales, incluyendo un video que mostraría a los supuestos asesinos subiéndose a un auto de lujo, y versiones falsas sobre la supuesta celebración de una “fiesta” en el departamento de la Narvarte...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Wednesday, August 5, 2015

VIDEOCOLUMNA y entrevista sobre asesinatos políticos y movilizaciones sociales en México (6 de agosto, 2015)



"Cada uno de nosotros tenemos que convertirnos en promotores de la democracia y de la verdad"

VIDEOCOLUMNACON REVISTA EL SUR


"El asesinato de Ruben Espinosa y Nadia Vera es un crímen político"


ENTREVISTA CON DEUTSCHE WELLE (ESPAÑOL)

Monday, August 3, 2015

"En defensa de la UNAM" (La Jornada, 3 de agosto, 2015)

John M. Ackerman

Los asesinatos del periodista Rubén Espinosa, en el Distrito Federal, y del niño Hidilberto Reyes en Ostula, Michoacán, confirman la extrema desprotección en que nos encontramos todos los mexicanos. Los ciudadanos hemos sido totalmente abandonados por las instituciones públicas. Nadie nos protege de la infinita voracidad de los gobiernos mafiosos coludidos con los más oscuros intereses nacionales e internacionales.

Es un verdadero milagro que México se mantenga hoy de pie como nación soberana y con esperanza hacia el futuro. Ello se debe al enorme compromiso, conciencia, capacidad organizativa y espíritu de lucha que la sociedad mexicana demuestra todos los días. Si los mexicanos en realidad fueran tan "apáticos", "dejados", "egoístas" o "ignorantes" como muchos insisten, nuestro país hubiera dejado de existir ya hace mucho tiempo. Los mexicanos salen adelante todos los días gracias a su esfuerzo individual, así como a un arraigado sentido de responsabilidad colectiva producto de siglos de combativas luchas sociales.

Una de las únicas instituciones públicas que hoy todavía defienden y acompañan a los mexicanos en su permanente lucha por un mejor futuro es la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Frente a la incultura y el cinismo de los gobernantes asesinos, la máxima casa de estudios mantiene iluminada la antorcha de la esperanza de una transformación social al servicio del intelecto y los valores humanos.

Es precisamente por ello que el gobierno de Enrique Peña Nieto quiere acabar de una vez por todas con la autonomía y la independencia de la UNAM. Si la comunidad universitaria permite que el candidato enviado por la Presidencia de la República, Sergio Alcocer, llegue a ser el próximo rector, ello marcará el principio del fin de la integridad de una de las únicas instituciones públicas hoy todavía al servicio de la patria....

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE EN LA JORNADA

Tuesday, July 28, 2015

"Imperdonable" (Revista Proceso, 26 de julio, 2015)

Niños protestan en Ostula por la muerte de Idilberto Reyes
In memoriam Idilberto Reyes, otro niño héroe caído en la lucha por un nuevo amanecer

John M. Ackerman

Joaquín El Chapo Guzmán sigue li­bre, pero Cemeí Verdía, dirigente social y líder de la policía comunitaria de Ostula, Michoacán, se encuentra ahora tras las rejas. Fernanda Said Pretelini, cuyo principal “mérito” es ser sobrina del presidente de la República, cuenta con un decoroso empleo en Petróleos Mexicanos (Pemex), mientras las “re­formas estructurales” del Pacto por México mandan a miles de maestros y trabajadores petroleros a las filas del desempleo. Y en respuesta a la con­solidación del poder del crimen or­ganizado en todo el país, las Fuerzas Armadas se lanzan contra niños inde­fensos al grito de “¡Vivan Los Caballe­ros Templarios!”.

¿Para quiénes trabajan los indi­viduos que hoy tienen tomado por la fuerza a Los Pinos? Ya no debería quedarle a nadie el menor resquicio de duda. Somos malgobernados por un grupo de empleados de las más oscuras, violentas y corruptas mafias nacionales e internacionales. El único interés de quienes hoy encabezan las instituciones del Estado mexicano es llenar sus bolsillos al amparo del poder público.

Cada vez más personas se dan cuenta de la traición de nuestros go­bernantes a los principios básicos de soberanía popular y justicia social enarbolados por la Constitución que nos rige. La ausencia de grandes movili­zaciones en el Zócalo capitalino durante los últimos meses de ninguna manera implica la existencia de una conformidad social generalizada.

Literalmente todos los días hay nue­vas protestas sociales a lo largo y ancho de la República Mexicana. La carestía, el desempleo, la corrupción y la inseguridad van generando un enorme descontento social que burbujea con cada vez mayor fuerza debajo de la imagen falsa e hipócri­ta de “normalidad democrática” que quie­re proyectar el actual gobierno federal a los corredores de bolsa en los principales centros del capital financiero mundial...

TEXTO COMPLETO DISPONIBLE AQUÍ

Wednesday, July 22, 2015

"Three Birds with One Stone: Liberalism, Revolution and the Rule of Law" (Política Común, University of Michigan, July 2015)


John M. Ackerman

The essays collected in this issue of Política Común demonstrate that Mexico is an ideal site for the study of the contradictions and paradoxes which undergird the “rule of law” in post-colonial contexts. We should not be fooled by the disaster of contemporary Mexico: the gruesome “drug war” carnage, rampant poverty, increasing inequality, fraudulent elections, environmental destruction and runaway corruption. Even after three decades of relentless neoliberal attack, Mexico today still has one of the most progressive and powerful Constitutions in the world. And the legacy of the social revolution of 1910, partially embodied in the 1917 Constitution still with us today, continues to resist and subsist embedded in the “common sense” of millions of contemporary Mexicans.
Indira Esparza en su graduación de UC San Diego

In Mexico, the demand for the restauration of legality is therefore simultaneously a search to resurrect revolution and to mobilize society, or at least it can have such a subversive character. Legality always and everywhere potentially has at least two faces, as a tool of domination and as a shield against the abuse of power. But in Mexico it has a third: that of subversion and transformation of the status quo.

It is not common for law and legal discourse to hold the seeds of the creative destruction of the legal order that they simultaneously hold in place. Many legal systems, and almost all of those in the Americas, can trace their origins to revolutions, independence struggles or popular uprisings. Nevertheless, their central role today is to consolidate, institutionalize or otherwise fix in place the real or perceived achievements of the victorious struggles of the past. Incremental, or even profound, legal change is permitted in so far as it is necessary to respond to changing international, demographic and social conditions, but the legal order only rarely directly undermines itself.

In Mexico things are different. Here law is still of course “law” in so far as it can and is systematically used both to repress and to protect. But the radically unresolved and indeterminate outcome of post-revolutionary state building has created an internal rupture within the “rule of law” or “Estado de derecho” itself which opens up enormous possibilities for self-effacing creative destruction...

FULL TEXT AVAILABLE AT POLÍTICA COMÚN